Articulos Inmobiliarios

Palma de Mallorca: El mejor lugar para adquirir una segunda vivienda

Off

La experiencia indica que Palma de Mallorca es el lugar ideal para los ciudadanos británicos y alemanes que desean obtener un retiro soñado. De hecho, el diario inglés The Times, sitúa a esta ciudad como primera de una lista de cincuenta sitios ideales para vivir. Y es que por su clima, gastronomía, cultura, calidad de vida y baja fiscalidad, esta capital insular es considerada meta de vida de muchos extranjeros europeos para retirarse a disfrutar sus años dorados.

La estabilidad del precio de las viviendas y el constante desarrollo de nuevos proyectos de urbanidad, aportan un plus en el interés turístico e inmobiliario de esta famosa ínsula balear. Por esta razón, es uno de los sitios donde empresarios alemanes posan sus ojos con mayor interés. Sin duda, es Palma de Mallorca un lugar obligado a considerar para adquirir un piso o vivienda.

Por otro lado, los palmesanos se encuentran entre los ciudadanos que disfrutan de mayor calidad de vida en el mundo, incluso por delante de los madrileños. Los servicios públicos, la vialidad, las excelentes conexiones con el resto del mundo, el bajo coste de la vida, las diversas alternativas de ocio y esparcimiento, la gastronomía, el bajísimo riesgo de sufrir sobresaltos o alteraciones de la estabilidad política; constituyen la carta de presentación de los residentes en Palma de Mallorca.

Si quieres saber más de este idílico lugar, Alianza Inmobiliaria Internacional te ofrece algunos de los principales motivos por el que deberías considerar la compra de un inmueble residencial en Palma de Mallorca, a saber:

Un amplio catálogo de residencias de retiro

Las constructoras inmobiliarias en la isla -alemanas en su mayoría- nunca bajaron el ritmo de desarrollo de nuevos proyectos inmobiliarios, pareciera que la crisis no tocó de cerca la inversión empresarial en esta región autonómica a pesar de los bajos precios registrados por el mercado de viviendas. Esto se traduce en una increíble variedad de propiedades de jubilación disponibles para la venta, con unos precios acordes a la categoría de la oferta que pone en el mercado: un producto de primer nivel con una demanda altísima y en alza.

Esta oferta tiene la capacidad de satisfacer todos los perfiles de los clientes, ya sean personas de clase alta que buscan un piso o chalet lujoso frente al mar, o un hermoso ático con vistas de ensueño o una finca de campo reformada. Palma lo tiene todo, y en Alianza Inmobiliaria Internacional te ayudamos a conseguir ese inmueble que deseas. Comienza ya y echa un vistazo de los pisos disponibles.

Un clima agradable

Palma de Mallorca cuenta con un clima templado, su temperatura media anual es de 16°C, estas temperaturas, aunque bajan en invierno, resultan templadas para los ciudadanos que vienen de las frías regiones del norte de Europa, lo cual hace de la isla el sitio preferido de los ingleses para adquirir su segunda vivienda.

El aeropuerto de Palma de Mallorca está conectado con muchas capitales europeas y con la mayoría de las principales ciudades del Reino Unido y Alemania. Esto facilita la visita de muchos ciudadanos residentes en ciudades como Manchester, Ámsterdam o Dublín, que buscan huir del frío y disfrutar de un par de semanas de sol para regresar a sus trabajos luciendo un atractivo bronceado.

Un encuentro de culturas

Palma de Mallorca es una ciudad pequeña pero cosmopolita, todos los años alberga una gran cantidad de visitantes de distintas nacionalidades, principalmente británicos, alemanes, franceses, suizos, suecos o noruegos. Este espíritu internacional, es uno de los atractivos más característicos de la ciudad, en el que además de mezclarse las nacionalidades, lo hacen también  las distintas clases sociales, incluyendo a los famosos.

Muchos de sus nuevos residentes provenientes de otros países de Europa, aprovecharon la estancia para abrir sus propias tiendas, restaurantes, panaderías, bares, siguiendo sus propios cánones y culturas, y dándole así una fisonomía más diversa y cosmopolita la ciudad y a la isla. Todo está dispuesto de una manera tan diversa y a la vez armónica, que hace que a veces se tenga la sensación de estar en el Soho londinense o en una pequeña callejuela parisina o de Marsella.

La ciudad cuenta con cerca de 400.000 habitantes, de los cuales, uno de cada cinco son extranjeros. Fiel reflejo del tópico, los alemanes son los más numerosos, seguidos de búlgaros, italianos y marroquíes.

Un acervo  cultural antiguo y bien conservado

Pero no todo es modernidad y empuje urbanizador, el casco antiguo de Palma de Mallorca conserva el trazado medieval de calles estrechas y sombrías que caracterizaron la ciudad durante siglos. Los edificios que se agrupan en torno a la catedral de Santa María y zonas aledañas, exhiben un estilo gótico, como el Palacio Episcopal, el Palacio Real de L’ Almudaina, su enjambre de capillas y conventos antiguos, el Consulado del Mar y la Lonja, donde los isleños de la edad media intercambiaban sus mercaderías, manufacturas y especias.

Otro atractivo que enorgullece a la ciudad es el antiguo barrio judío Call Major, cuyo máximo esplendor de dos siglos se amustió cuando en 1435 sus habitantes fueron conminados a convertirse al cristianismo. Otro aspecto interesante de la ciudad son los vestigios de su pasado árabe, de hecho, la ciudad musulmana  Madina Mayurqa, yace debajo de la actual Palma de Mallorca. De ella aún quedan los baños árabes, verdadero monumento emblema de este pasado.

El  Castillo de Bellver, es uno de los pocos castillos de Europa edificado con forma circular. Está situado a tres kilómetros de la ciudad y erigido en un monte de 100 metros propiciando una vista privilegiada desde donde se contempla la ciudad, el puerto, la Sierra Tramontana. El castillo funge de recinto del  Museo de Historia de la Ciudad de Palma, y es visitado por miles de personas todos los años.

Como se ve, Palma de Mallorca justifica con muchísimas razones el sitio privilegiado que ocupa entre las ciudades más apetecibles del mundo para comprar una vivienda, sobre todo si esos residentes son una pareja de jubilados que buscan vivir un retiro largamente añorado.